jueves, 15 de diciembre de 2011

Ríe


-Ya no lloro por las mismas cosas que antes- dijo ella. Vi como crecía, como ya no entraba en el sillón que compartíamos. El cuerpo se le llenaba de otros lugares, más profundos y frondosos. Llorar en el momento exacto del llanto, Ahí sentada en la butaca del teatro y no en el asiento del subte. Que los asuntos se liberen en el mismo instante en que nos poseen, después espacio infinito en el cuerpo para lo que viene, que ya está ahí.



*Foto Lucia Chain (flickr Cobrakiller)

5 comentarios:

magui dijo...

hace un montón que no lloro y eso me pone mal

Alegría dijo...

"Que los asuntos se liberen en el mismo instante en que nos poseen, después espacio infinito en el cuerpo para lo que viene"

Me encantó esa frase!

magui dijo...

el problema es cuando nisiquiera los potus besan

Albahaca dijo...

lograr llorar cuando sólo sea necesario; y es tierno en realidad, esperar a estar sentada en la butaca para innundarlo todo (total nadie nos ve)
una canción:
a man goes to the movies
and buys every seat in the house
he cries alone in the darkness
until the end credits roll
he says i know it seems extravagant
but have you ever tried
man it's the only way to cry.

Noe dijo...

sì.
estàs escribiendo a la par de lo que estàs creciendo, o de la porciòn que yo puedo ver. què hermoso.