lunes, 19 de diciembre de 2011

Le pasaba a mi vieja casa


Es difícil la intensidad. Algunos días exploto, pero casi todos me arrastro. Me canso muy rápido, se me fuga la energía por una grieta que no puedo advertir. Algo así como cuando llueve en el comedor de mi casa, todos los martes, y entre el albañil y yo no podemos descubrir por dónde se filtra la membrana.


*Foto Lucia Chain (Flickr Cobrakiller) Yeah!

2 comentarios:

magui dijo...

jajajaja aguante la intensidad y las regalías

Albahaca dijo...

la grieta está exactamente entre el cuello y el hombro derecho